Por: Elizabeth Reyna, COO & Partner

Este apartado está dedicado a un momento clave en tu carrera. Para cuando no sabes cómo lidiar con ese momento raro pero feliz en el que te toca dejar tu puesto de trabajo. Ese instante en que comienzas a mirar tu escritorio como un lugar extraño al que ya no perteneces.

Puede ser a partir de un mejor horizonte de crecimiento profesional, insatisfacción personal, un salario acorde a tus aspiraciones, desacuerdo con tus jefes, retomar o iniciar tus estudios, disgusto con el clima laboral en tu oficina. Cualquiera sea la razón que te haga renunciar a tu trabajo, debes tomar conciencia del peso y significado de este paso. Implica cambios en la empresa en la que trabajas hoy y marca los giros de tu trayectoria profesional.

Decir adiós sin complicaciones, evitar los roces y conducirse con profesionalismo es en muchos casos, un desafío a la hora de tomar nuevos rumbos laborales. En este artículo compartimos varias ideas abiertas a que crees tu propia y personal manera de salir de un trabajo.

Te aconsejamos leer atentamente la lista a continuación para ayudarte a dejar las puertas abiertas, los contactos frescos y el escritorio limpio para que alguien te reemplace.

  • Si la decisión está tomada, la mejor opción es no generar rumores con tus compañeros de oficina antes de notificarlo a tu jefe directo.
  • La importancia de comunicar la decisión al responsable directo se vincula con otras acciones:
    • Que te ayude o indique la mejor vía de comunicarlo a los demás superiores.
    • Que pueda comenzar un proceso de búsqueda para conseguir a quien ocupe tu lugar
    • Comenzar a tramitar con el área de Recursos Humanos el papeleo relacionado con tu renuncia.
  • Si está en tus posibilidades da el “pre-aviso” un mínimo 15 días de anticipación a la empresa para que consigan a alguien que ocupe tu puesto.
  • También puedes redactar una carta de renuncia que te ayudará a cerrar de manera formal tu relación con la empresa. En la misiva especificarás que finalizas el vínculo laboral de manera voluntaria y que no se te adeuda ningún tipo de dinero (a partir de la correcta liquidación de tus percepciones con los responsables del departamento de Recursos Humanos).
  • Finaliza tus pendientes y verifica que tus herramientas de trabajo estén en buenas condiciones y que tengas todo lo que se te proporciono al tomar el puesto.
  • Si ya habías pensado cambiar de trabajo con anterioridad, seguramente ganaste algo de tiempo antes de presentar tu renuncia e ir poniendo en orden todas las actividades que estaban a tu cargo. Es una buena actitud la de verificar que tus herramientas de trabajo (computadora, teléfono móvil, escritorio, archivero, etc.) estén en buenas condiciones para la persona que va a llegar.

Ahora una serie de tips vinculados con la entrega “práctica” de tu puesto:

  • Haz un listado general de las carpetas, físicas y digitales que manejas en tus tareas diarias, así como la información que cada una contiene.
  • Redacta una descripción de las actividades que desempeñabas ya que puede haber puntos que la empresa en la imagen que tiene de tu perfil de trabajo no tuviera presentes o que sean importantes para cubra tu lugar.
  • Realiza un inventario del material tecnológico (computadora, grabadora, teléfono celular, USB, etc.) o cualquier otro tipo de herramientas que te hayan proporcionado para entregarlas en buena forma cuando te vayas.
  • Escribe una nota de entrega-recepción donde especifiques de todos los materiales al momento de dejar tu puesto, de tal forma que alguien asignado por la empresa te pueda firmar de recibido una copia de dicho documento.

Capacita y comparte con el recién llegado

En el contexto de que la empresa haya tenido la oportunidad de encontrar a la persona que ocupará tu lugar antes de tu partida, un brillante gesto de tu parte es que puedas capacitar a tu suplente. Por lo menos en los procesos más complicados que realizabas.

Si el anterior no es el caso y debes irte antes de conocer a tu reemplazo, resultará de mucha utilidad para quien ocupe tu puesto contar con un manual (básico y muy sencillo) de las actividades que desempeñabas. Esto sumará puntos a la buena imagen que dejes al irte de la empresa.

Inicia una nueva etapa

No se renuncia a cada momento, la carrera profesional se destaca por momentos de estabilidad, desarrollo y crecimiento. Esos son también datos importantes para los profesionales en reclutamiento, ya que muestran la capacidad de crecimiento de las personas en los ambientes laborales. Por eso la despedida de un trabajo se trata más bien de un momento muy significativo en la vida de las personas y en la huella profesional de cada quien.

Consejos a la hora de cambiarte de empresa.

  • Deja muy en claro que la decisión es tuya y hazte responsable por su decisión. Brinda claramente las razones de por qué la decisión hace sentido en este punto de tu carrera.
  • Reconoce que otros serán afectados.
  • Hasta tanto no consigan un reemplazo y esa persona ya esté capacitada para tomar las riendas de la tarea que dejas vacante, habrá un impacto en el trabajo de tus colegas y de los directivos.
  • Mantén el contacto: Intenta no cortar el vínculo con el trabajo que vas a dejar porque nunca sabes cuándo las conexiones van a ser útiles. Mantén en contacto con tus ex colegas y jefes. Dentro de lo posible, encuentra formas de seguir trabajando con tu ex empleador como colaborador independiente o consultor.
  • Pide una carta de recomendación o que te escriban una referencia en LinkedIn: algunas personas las encuentran obsoletas, no obstante siempre es bueno tener por escrito (si es en formato digital, mejor) la recomendación de una empresa para la que trabajaste. Mucho mejor si estas en LinkedIn y tu recomendación queda plasmada en ese medio.
  • Trata manejar con discreción la información respecto a tu nuevo trabajo
  • Evita dar muchos detalles de la empresa a la que te vas a ir. A muchas empresas no les gusta escuchar que los dejas por algo mejor.

Te deseamos mucha suerte y recuerda que en Bleumind estamos siempre para apoyarte durante la compleja etapa de transición.